Manifiesto en el Día de acción global contra los paraísos fiscales. 3 abril 2019

El 3 de abril de 2019, es el día de Acción global contra los mal llamados paraísos fiscales, en realidad han de llamarse guaridas o refugios fiscales que es la traducción literal del original inglés “tax havens”.

Los refugios o guaridas fiscales son territorios o estados con normas fiscales y jurídicas al servicio de las grandes empresas y capitales, que se benefician de ellas dada la libertad absoluta de movimientos de capital en el mundo. Son herramientas de redistribución de las rentas, del trabajo hacia los beneficios del capital, así como de depredación del planeta y ello de diversas formas:

Mediante el fraude la evasión y elusión fiscal, minimizan los ingresos fiscales de los estados. Ingresos necesarios para la educación, la sanidad, las pensiones y prestaciones públicas, los diversos servicios sociales y la promoción de la economía. En este sentido también es importante señalar que en nuestro país los ingresos fiscales son 8 puntos inferiores a la media de países de la UE, debido a las bolsas de fraude y falta de medios necesarios para perseguirlo, y a un sistema fiscal regresivo e injusto, donde la fiscalidad efectiva carga a las familias con más del 82% de los impuestos, mientras la reciente memoria de recaudación de la Agencia Tributaria, AEAT, informa que las grandes empresas pagan de media la exigua cifra del 6% de sus beneficios, la gran banca solo el 2’9% y las grandes constructoras el 1’2 % y ello en gran parte debido a los refugios fiscales.

Son plataformas mundiales de negocios e inversiones especulativas. En este sentido hay que recordar que albergan cerca del 60% del comercio mundial, el cual se da entre cabeceras y filiales de grandes empresas exportadoras ubicadas en estos territorios para evitar pagar impuestos. Hay que recordar que grandes fondos de especulación inmobiliaria como Blackstone, las socimis, o empresas de movilidad como Uber o Cabify tienen allí sus sedes fiscales para no pagar impuestos. Hay que recordar que allí se alojan los grandes inversores institucionales: grandes bancos, fondos especulativos, fondos de pensiones o aseguradoras, que crean, apoyándose en estas plataformas offshore, una economía de casino muy superior a la economía productiva y que esta especulación internacional, desregulada y que no paga impuestos crea inestabilidad y crisis económicas que acabamos pagando la ciudadanía.

A través de ellos se hace negocio y especula con toda clase de productos financieros, con las materias primas, alimentos, bienes comunes básicos o servicios públicos. Las divisas, las acciones, la deuda de los estados o los derivados; la vivienda, los alimentos, el agua, las emisiones de CO2, los hidrocarburos, los bosques, las tierras raras, la sanidad. Todo es objeto de especulación, en general, hoy cualquier bien o servicio puede constituir una base o activo especulativo al arbitrio de una economía desregulada, especulativa y depredadora de la sociedad y del planeta.

A través de ellos las mafias internacionales y la criminalidad organizada en general, la corrupción privada y política o el terrorismo internacional, lavan las ganancias de sus delitos y crímenes.

Hemos de señalar que especialmente son los países en desarrollo o empobrecidos los más castigados por la existencia de estos refugios fiscales.

Hacemos manifiesta nuestra indignación por la existencia y condescendencia institucional respecto de estos territorios opacos, al servicio de las grandes empresas y fortunas, que profundizan la brecha de la desigualdad en el mundo, socavan los derechos humanos, económicos y sociales más básicos, creando pobreza, indefensión y vulnerabilidad en gran parte de la humanidad.

Es por todo ello que nos manifestamos en Barcelona, ante la Oficina de representación de la Comisión Europea, para, visibilizar nuestra indignación y pedir se traslade al Consejo de la Unión Europea la exigencia de mayor rigor técnico en la valoración que viene haciendo desde el 5 de diciembre de 2017 en las sucesivas revisiones de sus listas negra y gris de territorios fiscalmente no cooperantes, al mismo tiempo que exigimos transparencia en los criterios que emplea y de las negociaciones efectuadas con los distintos países. Dados los resultados, consideramos que la Comisión está empleando criterios políticos y no técnicos para exonerar de su lista de refugios fiscales a diversos países de la Unión Europea, que de facto funcionan como tales, dándoles un estatus de honorabilidad que no poseen, así como exonera a otros territorios y estados muy agresivos en materia fiscal en el Mundo y que no figuran en su lista negra. Al mismo tiempo que exigimos sanciones comerciales y económicas a los territorios offshore y no cooperantes.

No descansaremos hasta la abolición total de los refugios fiscales, herramientas al servicio de un capitalismo fundamentalista y depredador de las sociedades y del planeta.

Para dar soporte a la concentración y al manifiesto escribe un e-mail a: contacta@acordem.org

 

Cartel Día Acción Global 2019

Los comentarios están cerrados.